Actualidad Política

Peña Gómez: Referente para entender el presente y ver el futuro como un sueño realizable

Peña Gómez: Referente para entender el presente y ver el futuro como un sueño realizable
Avatar
  • Publishedmarzo 17, 2024

Por Hipólito Mejía

(Expresidente de la República)

Nuestra celebración del primer Día Nacional en honor al doctor José Francisco Peña Gómez, instituido por ley el 3 de agosto del 2023 para celebrar su natalicio, antes que representar el cumplimiento de una disposición legal, hace evidente nuestra decisión de mantener vivo,  y tangible el extraordinario legado de un hombre virtuoso y ejemplar.

Nuestro compromiso de preservar ese legado se sustenta en la convicción que tenemos de que Peña Gómez es un referente idóneo para aprender del pasado, entender el presente, y visualizar el futuro como un sueño realizable  con la participación de todos los que amamos nuestra patria.

En una época donde parece que la luz de los líderes y héroes se extingue rápidamente de nuestra memoria histórica, el gesto de recordar  a nuestro  inmortal líder es inseparable del compromiso ético que tenemos de hacer de República Dominicana una genuina democracia.

Esa fue la tarea que asumimos en el año 2005 cuando dimos los primeros pasos para formar el Instituto de Formación Política José Francisco Peña Gómez.

Es de justicia destacar que esa iniciativa la compartimos de forma entusiasta con Ana María Acevedo, y que luego se incorporaron otros valiosos y compañeros, entre los cuales se encuentran Pastora Méndez, Peggy Cabral, Hugo Tolentino Dipp, Yvelisse Pratt Ramírez y Tirso Mejía-Ricart.

Considero imperativo señalar, con estricto apego a los hechos y a la transparencia, que los primeros fondos para el instituto provinieron de donaciones no utilizadas en nuestra campaña presidencial del  2004.

Por cuanto ese dinero no me pertenecía, en términos personales, sino  como servidor público, consideré un imperativo ético destinarlo a favor del bien común, mediante el fortalecimiento de la educación política.

Luego, cumpliendo fielmente todas las disposiciones legales, logramos que se formalizara el respaldo financiero oficial de parte del Estado. Ese apoyo se ha robustecido con el paso de los años.

En el presente, ese respaldo institucional lo recibimos inicialmente a través del Ministerio de Educación y, a partir del presente año, lo estamos recibiendo desde el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología.

Agradecemos  este importante apoyo, el cual nos ha permitido formar cerca de doce mil graduandos en diferentes áreas del saber.

Esa capacitación política se ha realizado de forma gratuita y con un sentido de equidad. Por eso, los graduandos que entregamos a la sociedad han procedido de todas las organizaciones políticas que así lo han solicitado.

Nuestra decisión de fortalecer la educación política en  República Dominicana, tuvo como referente histórico el gran trabajo de formación política realizado en Costa Rica por el Instituto de Capacitación Política liderado por José (Pepe) Figueres.

Hasta allí, en el año 1961, viajaron Peña Gómez y la compañera Milagros Ortiz Bosch, para retornar al país y continuar la lucha a favor de la democracia, en un contexto nacional e internacional marcado por la incertidumbre y los riesgos notables, pero también definidos por los fuertes vientos de libertad que surcaban nuestros cielos.

Peña Gómez: Referente para entender el presente y ver el futuro como un sueño realizable images 4 300x150

La visión de Peña Gómez sobre la educación política, como lo muestra el  ensayo, de la autoría de la  periodista Margarita Cordero, titulado “Peña Gómez y su Visión Revolucionaria de la Educación”, publicado por nuestro instituto, es inseparable de un paradigma de progreso económico y social, donde el desarrollo humano es el objetivo central de las políticas públicas.

Aquella visión integral del desarrollo, resumida en la prédica peñagomista de “Primero la Gente”, sirvió como norte para forjar los entrañables lazos de amistad y compañerismo que ambos mantuvimos durante décadas.

Digo, con orgullo y satisfacción, que siempre estuve al lado de  Peña Gómez, que lo consideré mi maestro, y que  lo valoro como un ejemplo de superación personal, visión internacionalista, riguroso intelecto, y extraordinarias condiciones como dirigente y estratega.

Ciertamente, él se transformó en un hombre que supo pensar globalmente y actuar localmente.

En efecto, desde su destacada posición en la Internacional Socialista, Peña Gómez hizo propuestas que derivaron en consecuencias de larga duración y mayor trascendencia, tanto a nivel local como a nivel internacional.

Ese impacto se debió, en gran medida, a que, para él, la lucha política no se limitó a la búsqueda de candidaturas para ocupar cargos en la administración pública, fuera a nivel municipal o a nivel presidencial.

Más bien, su lucha incansable era tener la oportunidad de servir como promotor de cambios estructurales no estridentes y de gran impacto social.

Un ejemplo tangible de esa visión humanista de la revolución social, lo tenemos en la labor realizada durante su gestión como alcalde de la capital.

Baste mencionar sus iniciativas a favor de la cultura, los deportes, el medio ambiente,  el mejoramiento de  viviendas y las vías de comunicación terrestre, así como su insistencia en un  “gobierno compartido”.

Esa noción de gestión municipal compartida buscó crear  espacios de ciudadanía participativa, de diálogo entre las autoridades y ciudadanos, como condiciones necesarias para la inclusión social vinculada al territorio.

Un ejercicio válido que podríamos hacer sería preguntarnos:

¿Cómo vería y actuaría  Peña Gómez en las presentes circunstancias en que se vive hoy, tanto nuestro país como el resto del mundo?

¿Cómo valoraría él la aguda crisis del medio ambiente y los recursos naturales?

¿Cómo vería los terribles conflictos y las guerras existentes en varios lugares del planeta?

¿Cuáles propuestas haría para reducir la exclusión social y crear oportunidades?

¿Cuáles iniciativas apoyaría para mejorar la calidad de la educación?

¿Y, qué le diría a aquellos jóvenes que miran la política con indiferencia?

Obviamente, es imposible saber con cuáles serían sus respuestas a esas y otras preguntas.

Sin embargo, estoy convencido de que Peña Gómez, de estar físicamente junto a nosotros, respondería a partir de la ética, la solidaridad, el sentido de justicia, y los valores vinculados a la paz.

Creo que él vería con alegría los esfuerzos que estamos haciendo, para:

Mejorar la calidad de la educación, como condición necesaria para elevar el índice de desarrollo humano en todo el territorio nacional.

¡Muchas Gracias!

Avatar
Written By
Redaccióntraslaverdad

1 Comment

    Avatar
  • ¿Y, qué le diría a aquellos jóvenes que miran la política con indiferencia?

Deja un comentario

La Prensa tras la verdad